Greenpeace: La previsión de aumento de tráfico en el puerto no es motivo para su ampliación porque está inflada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

 

En este informe, Greenpeace sostiene  que la destrucción ambiental está también en manos de las autoridades portuarias. “Al lanzarse a construir puertos sin ton ni son, éstas se convierten en responsables del consumo de ingentes cantidades de recursos naturales insustituibles en nuestras costas. En España sabemos ya mucho de construir a lo loco y de sus consecuencias, y en Greenpeace esperábamos que se hubiera aprendido la lección: los beneficios de la construcción solo se ven a corto plazo, mientras las consecuencias se pagan durante años”, sostiene Greenpeace.

A continuación se reproduce textualmente el capítulo dedicado a la ampliación del puerto de Tarifa que propone la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras.

 

 

“Con el pretexto de la creación de empleo y de una supuesta necesidad estratégica de tráfico portuario, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras pretende desde hace años ampliar el puerto de Tarifa. Puerto que se sitúa en pleno Parque Natural del Estrecho, declarado por la Junta de Andalucía en 2003, y situado en una de las zonas más importantes del mundo por su biodiversidad marina, ya que es aquí donde se mezclan las cálidas aguas del Mediterráneo con las frías del Atlántico. Por eso el Estrecho de Gibraltar está protegido por la Unión Europea y es Reserva Mundial de la Biosfera.

En 2009, tras la presentación de la primera memoria ambiental para justificar la ampliación del puerto, la Autoridad Portuaria se vio obligada, a requerimiento del Ministerio de Medio Ambiente, a elaborar nuevos estudios medioambientales para su proyecto de ampliación.

Esto se debía a la precariedad del Estudio de Impacto Ambiental que presentó en 2008 y a las alegaciones que se formularon desde el ámbito social y ambiental. La Autoridad Portuaria presentó un nuevo plan en el que, para saltarse la normativa ambiental, buscaba convertir la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) en una mera formalidad.

En una decisión histórica, en marzo de 2011, el Ministerio de Medio Ambiente no autorizó la ampliación. Como alegaba Greenpeace, el proyecto no contemplaba una visión global de las infraestructuras portuarias en el Estrecho.

El puerto de Algeciras y el recién inaugurado puerto de Tánger-Med (Marruecos) son las cabezas actuales del puente naval del Estrecho al confluir en estos puntos las infraestructuras viales, ferroviarias, portuarias y de preeembarque.

En Tarifa no existe ninguna infraestructura de acceso. La Autoridad Portuaria promocionaba la ampliación para localizar allí los ferris de pasajeros, aunque durante los últimos años ha sido manifiesto el descenso de tráfico de pasajeros por el Estrecho (en 2009 se situó por debajo de los niveles de 2006). El tráfico de pasajeros para 2015 calculado por la Autoridad Portuaria para justificar el puerto estaba sobreestimado. La cifra de pasajeros registrada en 2009 es inferior a la previsión que pretende justificar el proyecto (872.103 pasajeros menos, o sea 15,4% por debajo). La progresión real indica que en 2015 el tráfico será sustancialmente inferior al previsto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias de Hoy

Lo + leído

Quizás te interese

Periódico Tarifa
©Copyright 2022. Tarifa al minuto