Tarifa Al Minuto

Diario Digital | 27 de junio de 2022 10:15

Carta abierta al «Delicassen» de Tarifa. El rincón del Lector

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

 

Llevamos años, al menos 8 en los que no se respetan los horarios de cierre del local ya que los empleados continúan en el interior y exterior consumiendo alcohol en la vía pública, pegando voces, arrastrando mesas, limpiando cubiertos…todo eso entre copa y copa hasta altas horas de la madrugada, llegando muchos días hasta las 6 y 7 de la mañana.
Esto ocurre con una frecuencia DIARIA, da igual si es festivo o entre semana, y no es una exageración, es día sí y día también.
Todo este problema lleva soportándolo mi madre en silencio y con nuestro apoyo porque vivíamos fuera sin saber muy bien lo que hacer, se ha intentado de hablar con la dueña del establecimiento de un montón de maneras, y han sido cientos las llamadas que mi madre ha realizado a la Policía Local, en las que tan solo lo que se conseguía eran dos días de tregua, porque al tercero volvía a tener el mismo problema.
Ninguno de nosotros sabíamos muy bien que hacer ya que este tipo de situaciones se arreglan en el ayuntamiento y en los juzgados haciendo los trámites correspondientes y que tan solo con la llamada no se consigue nada, hay que pedir las actas y meterse uno hasta el cuello en el asunto.
Cuando todos los establecimientos están cerrados y cumpliendo todas las normativas, ellos están incumpliendo varias de ellas. Nos dejan que nos acostemos a las 6, pero a las 9 vuelven abrir, pero con el personal de mañanas. Nos están dejando prácticamente tres horas de sueño al día.
Toda esta situación nos la estamos comiendo nosotros solitos ya que las demás viviendas de la plaza son pisos turísticos en las que los fines de semana y ahora en pandemia se nos agrava aún el problema.
Esto que estoy contando nos está pasando factura a tres miembros de mi familia: hipertensiones, recurriendo al uso de benzodiazepinas para poder conciliar el sueño, lo cual está creando una dependencia física y psíquica a ese tipo de medicamentos para poder conciliar un poco el sueño, estrés, ansiedad, insomnio… No respetan que mi padre sufrió un ictus y que la hipertensión le puede producir otro y quitármelo de nuestro lado para siempre, no respetan el descanso de mi madre la cual se tiene que levantar a las 6 de la mañana para ir a trabajar. Son días y días los que se va a trabajar a la fábrica sin dormir ni una sola hora. Tampoco respetan el sueño de los demás trabajadores que aquí vivimos, y lo peor de todo, no respetan el sueño de mi hijo con el que llevamos años luchando contra una hiperactividad que sufre.
¿Que alegan ellos? Que salen muy cansados de trabajar y que tienen derecho a desestresarse tomandose una copita después del trabajo, pero es que la copita se convierte en muchas, hasta las 6 de la mañana.
Hartos de toda esta situación y por desesperación hemos decidido pasar a la acción llegando hasta el final del asunto por todos los medios, así que hemos empezado a llamar a la policía todos y cada uno de los días que ellos incumplan las normativas vigentes, y llegaremos a los tribunales y pediré al ayuntamiento que inicien un procedimiento sancionador contra dicho local.
Tenemos el apoyo de la policía, a la cual tan solo puedo decirle que muchas gracias, y todos y cada uno de los agentes con los que hemos tratado el tema nos aseguran que disponen de muchas actas y que tienen informes de todos los días que hemos llamado detallando horas, consumos, establecimiento abierto y demás.
Pero todo este asunto nos está llevando a la desesperación y llevamos tres días de peleas intensas, con insultos y amenazas tanto por nuestra como por la de ellos.
En mi casa nos sentimos muy avergonzados de que todo esto esté llegando a estos extremos, pero estamos que no podemos más.
Anoche en medio de la discusión uno de nosotros hizo un comentario racista del que estamos arrepentidos. «Vete a tu puto país a dar por culo». Pido disculpas por ese comentario porque con los nervios se dicen cosas que no debemos decir. Pedimos disculpas por el comentario en si, pero no a la persona a la que iba dirigido ya eres un@ sinvergüenza.
Con todo esto quiero hacer público el calvario que estamos sufriendo y pedir perdón a todo el mundo al que en estas tres noches están viendo sus sueños interrumpidos por este asunto. Pero es que ya no aguantamos más.
También agradecerle de nuevo a la Policía Local el apoyo que estamos recibiendo y pedirles perdón por estos tres días, y también mandar mensaje de colaboración al ayuntamiento cuando iniciemos en estos días las acciones legales.
De corazón, mil perdones.

Tags
«delicassen» abierta carta del delicatassen horarios lector policialocal rincón sucesos tarfia tarifa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias de Hoy

Lo + leído

Quizás te interese

Periódico Tarifa
©Copyright 2022. Tarifa al minuto