Miles de ejemplares de la especie pardela cenicienta han comenzado a cruzar el Estrecho de Gibraltar 

La zona está considerada el mejor lugar del mundo para observar la migración de este ave

Como cada año por estas fechas miles de aves marinas de la especie pardela cenicienta comienza su ritual de migración. Este espectáculo, considerado como único, hacen de la zona del Estrecho de Gibraltar el mejor lugar del mundo para observar este ave. 

En concreto son más de 500.000 pardelas cenicientas, con hasta 16.000 pases a la hora, las que se pueden observar estos días realizando sus movimientos migratorios. El ave, de hábitos pelágicos, vive en alta mar y está ampliamente distribuida por Atlántico y el Mediterráneo, tocando tierra únicamente para su reproducción.

Su hábitat es la costa de levante durante las estaciones de primavera y verano, hasta el Estrecho, Baleares, Canarias, la parte sur de Portugal e islas Azores. Posteriormente en invierno, vive en alta mar y aprovecha los huecos de la roca y zonas escarpadas de la costa. La cría la realiza en colonias en islas y cruza las aguas del Estrecho en su migración, tanto postnupcial como prenupcial. La mayor parte la pasa en mar abierto y durante el periodo reproductor es más común verlas en Gibraltar, de mayo a octubre. Durante las migraciones se aproxima más a la costa africana, muy cerca de Ceuta, justo en su época postnupcial de octubre a noviembre.

Justo entre la última semana de octubre y la primera de noviembre es cuando cursa la parte central de su migración y por tanto, donde es más fácil verlas. Algunas veces incluso sin prismáticos ya que cuando hay viento de levante se acercan más a la tierra.

Con lo que hay que tener cuidado es con la contaminación lumínica  ya que la desproporcionada iluminación puede hacer que los ejemplares se deslumbren y desorienten. En ocasiones debido a ello chocan con obstáculos. Centrados en su cuidado y en evitar su muerte, voluntarios de la Sociedad de Estudios Ornitológicos de Ceuta (SEO) recorren estos días la bahía sur al anochecer y a primeras horas de la mañana intentando localizar posibles pardelas accidentadas en la playa.

Pero la pardela no es la única ave que se ve en la zona en estos días. Esta misma semana se pudo ver un buitre leonado en Cardenal Cisneros, según mostró el Observatorio de Cazalla Tarifa. Los juveniles de esta especie también cruzan en este tiempo a África para pasar algunos años y volver posteriormente a sus zonas de cría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

· Noticias de Hoy
· Lo + Leído

Quizás te interese

Tarifa Al Minuto

Destacamos en Tarifa

Síguenos

Recibe un email al día con las noticias de Tarifa