Pescan una barracuda de casi 5 kilos en Los Lances (Tarifa)

Uno de los animales más hipnóticos y fruto de fantasías, depredador veloz y feroz que habita en el mar ha sido capturado en la playa de Los Lances en Tarifa, el ejemplar en cuestión alcanza casi los 5 kilos de peso que se ha encontrado con un depredador más implacable aún, el hombre.

Los pescadores de la zona conocen de su existencia en estas aguas, no así el público en general, de ahí la sorpresa generada con la captura de este formidable ejemplar.

La longitud de estos voraces peces oscila entre los 45 cm de las especies menores hasta 1,8 m aproximados de la gran barracuda. Este pez es conocido también como el «tigre de los mares», tanto por su formidable tamaño como por su acreditada hostilidad hacia el ser humano.

La gran barracuda alcanza grandes velocidades en distancias cortas: se conoce que en un arranque de su poderosa cola puede acelerar de 0 a 90 km/h.

Abundan en todos los mares tropicales (sobre todo junto a islotes y arrecifes de coral), pero son más comunes en el mar Caribe y en Atlántico Occidental.

Hábitat
Las barracudas pueblan todos los mares tropicales, el Mediterráneo y el Atlántico occidental. Los adultos suelen mantenerse en las aguas profundas, aunque a veces se acercan a la superficie en los días de tormenta. Las más jóvenes viven en áreas costeras, sobre todo en los fondos arenosos poco profundos o en la vegetación abundante. Nadan y cazan formando pequeños bancos. Los de mayor tamaño suelen cazar en solitario.

Alimentación
La barracuda tiene una bien ganada reputación de depredador. Aunque su dieta varía de acuerdo con el hábitat, sus presas más frecuentes son peces «pasto», como sardinas, bogas, mujoles, caballas, jureles, pejerreyes y hasta sus propias crías. La barracuda inicia su ataque embistiendo a su presa a gran velocidad gracias a su cuerpo alargado e hidrodinámico. Posee unas mandíbulas potentes con afilados dientes con los que desgarra a su presa. Puede cazar en aguas turbias, localizando a sus presas mediante la línea lateral, que capta las vibraciones de otros seres vivos al desplazarse por el agua. Se dice que, cuando lo hacen agrupadas, reúnen a las presas en un nutrido banco para aumentar el rendimiento de la operación.

Las barracudas, a pesar de que son animales agresivos y solitarios, forman grandes cardúmenes cada año para la reproducción. La especie mediterránea desova entre abril y junio, período en el cual las hembras depositan sus huevos en aguas superficiales cerca de la costa. Las más jóvenes producen hasta 4000 huevos, pero los ejemplares adultos pueden llegar a depositar 300 000. Los alevines empiezan a cazar inmediatamente después de nacer.

La barracuda y el ser humano
En ocasiones se han producido ataques de barracuda a pescadores y submarinistas, mordiéndoles fuertemente parte del cuerpo. Suelen nadar en torno a los buzos observando su desplazamiento, y a veces pueden confundir el movimiento de un objeto con una presa.

La carne de la gran barracuda puede ser muy tóxica debido a que este animal acumula la toxina que produce la enfermedad conocida como ciguatera por lo que carece de valor alimenticio para el ser humano; sin embargo, es una presa muy popular en la pesca deportiva.

Un comentario

  1. No meter miedo a la gente porque esa captura fue en invierno de hace 1 año..
    No ahora.y barracudas hay mucho por la parte de la isla de las palomas…que no tenéis ni idea de lo que ponéis…total para rellenar noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

· Noticias de Hoy
· Lo + Leído

Quizás te interese

Tarifa Al Minuto

Destacamos en Tarifa

Síguenos

Recibe un email al día con las noticias de Tarifa