Tarifa Al Minuto

Diario Digital | 29 de junio de 2022 02:46

«Sin música en vivo, Tarifa no es un paraíso» por Elsa Martínez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Uno de los motivos por los que decidí quedarme a vivir a Tarifa, fue por los conciertos que hace algunos años se disfrutaban en diferentes lugares. Viví momentos irrepetibles en los míticos viernes del Bienestar y luego en Balneario. Momentos en los que nos juntábamos todos los habituales en nuestra cita semanal para escuchar buena música, bailar, encontrarnos con amigos y tomar unas cervezas con un ambiente único frente al mar. Eran momentos de inspiración, de emoción que se contagiaba a través del lenguaje global de la música, de sentir al unísono, de ensanchar el alma. Todo ello, además, en un lugar mágico dónde dos mares se juntan y dónde la visión de África al fondo y la playa de arena blanca te recuerdan a cada instante dónde estás. Recuerdo con añoranza la sensación de estar en el paraíso, en un paraíso, en nuestro paraíso.

También recuerdo la cita de los domingos en los conciertos de Ecocenter, tantos años de buenos grupos, magia y encuentros únicos conducidos por el hilo común de la música en vivo.

Guardo como tesoros en el corazón muchos momentos en diferentes conciertos, en locales del centro y en los Chiringuitos de la playa, en verano y en invierno, momentos con familia, con amigos y con desconocidos que gracias a la magia de la música, dejan de serlo. Momentos de compartir, de belleza expandida por las notas al caer el sol, conscientes todos del privilegio y del duende.

En los buenos momentos de Tarifa, cada día de la semana podías acudir a escuchar buena música en directo en algún lugar.

En todos los casos estaban los músicos entregados al público y el público entregado a la música y al momento, personas de diferentes orígenes, edades y condiciones creando un alma grupal dónde cada uno dejaba aflorar su mejor versión, dónde todo era bello y todo era posible.

Quiero dar las gracias a todos aquellos que lo hicieron realidad: «gracias a los organizadores por dedicar su tiempo y experiencia, a los empresarios por arriesgar su dinero y ofrecernos música sin entrada, a los músicos por dejarse la piel y el corazón en el escenario y al público de tarifa, incondicional, por entregarse sin reserva en cada ocasión«.

Después y por desgracia, los conciertos fueron parando hasta casi desaparecer. Es verdad que hemos atravesado una pandemia, pero ese no ha sido ni el principal ni único motivo de la triste ausencia de música en vivo.

Algunas iniciativas de valientes empezaron a apostar por los conciertos de nuevo después de los tiempos más duros de confinamiento. Iniciativas como las del Chiringuito Gaia con el Flamenco de los viernes y la Jam de los domingos, fueron acogidas con entusiasmo y esperanza por todos los tarifeños. Sin embargo, fueron cortadas en seco por la policía en base a un supuesto incumplimiento de una ley que nadie aclara.

Esta “caza de brujas” además, ha sido únicamente en Tarifa. Por suerte para otros, en localidades cercanas, la música ha seguido y sigue sonando. Este fin de semana estuve en Caños, y en pocos metros había dos locales con música en vivo, dónde pude vivir de nuevo y recordar la magia de la música y ese ambiente que ahora ha perdido Tarifa. Lo mismo pasa en otros lugares como el Palmar, Vejer, Algeciras… Donde los conciertos son, afortunadamente, algo habitual y frecuente y donde tenemos que desplazarnos los habitantes de Tarifa para poder disfrutar de música en vivo y buen ambiente.

Francamente, no sé a quién puede perjudicar la buena música en directo y el ambiente entusiasta y respetuoso que se genera alrededor. Los habitantes y los visitantes de tarifa echamos de menos la música en vivo. Los músicos, grandes perjudicados por la pandemia, necesitan trabajar y compartir su arte. Los ciudadanos de Tarifa que gestionan los establecimientos y se arriesgan a organizar eventos merecen el claro apoyo del Ayuntamiento de Tarifa, o al menos el respeto.

En definitiva, a los responsables en Tarifa, les pediría que escuchen a los ciudadanos, que pregunten y que decidan si la música en vivo es tan perjudicial como parece por la persecución que sufre.

«Para mí la música en directo es una fórmula de arte y cultura fundamental para todos y en particular para esta localidad. Es la que hizo, en memorables momentos que ya parecen lejanos, que me sintiera en el Paraíso».

Artículo de opinión por Elsa Martínez Caballero, doctora en Economía, facilitadora de Biodanza y creadora de Oasis.

Tags
«paraíso «sociedad actualidad destacados inferior martínez música ocio/cultura opinión: playas sin tarifa vivo

2 comentarios

  1. No terminaré nunca de entender el actuar de la policía tarifeña, «per se» y a veces por denuncias indiscriminadas, generalmente proveniente de lugareños. Tarifa es lo que es porque así la fueron forjando ellos mismos desde que los antiguos terratenientes comenzaron a sacar su jugosa tajada vendiendo las tierras para nuevos proyectos inmobiliarios y turísticos. Si querían un lugar silencioso y sepulcral, deberían haber mantenido Tarifa como era: monte, piedras, cabras y pesca.

  2. Gracias Elsa por expresar con tanta claridad, verdad y respeto, lo que venimos sintiendo muchas de las personas que vivimos en este lugar, por las restricciones a nivel artististico , musical; que venimos sufriendo de unos años para acá .

    Deseo profundamente que el anterior artículo haga mella y se inicie algún tipo de gestión para levantar las duras restricciones impuestas en este hermoso lugar , que me acogió hace 22 años y pueda volver a sentir, bailar y disfrutar de la maravilla de la MÚSICA EN VIVO!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias de Hoy

Lo + leído

Quizás te interese

Periódico Tarifa
©Copyright 2022. Tarifa al minuto